NUEVO PAQUETE DE MEDIDAS PARA APOYAR LA ECONOMÍA Y EL EMPLEO


 
Fecha: 23/04/2020 Compartir en FaceBook Compartir en Linkedin Compartir en Twitter
 
Fuente: COGITIM
 
Temática: Noticias
 
 

El pasado miércoles 22 de abril, se ha publicado el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo.


 

 

 

Entre las medidas aprobadas, en su CAPÍTULO I: Medidas para reducir los costes de pymes y autónomos, se encuentra la moratoria del pago de la renta en alquileres para uso distinto de la vivienda. También se contemplan medidas para reforzar la financiación empresarial.

 

 

DESCARGAR REAL DECRETO

 

 

MEDIDAS PARA REDUCIR LOS COSTES OPERATIVOS DE PYMES Y AUTÓNOMOS:

 

Como consecuencia de las medidas excepcionales adoptadas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, muchas actividades económicas se han visto obligadas a suspender su actividad o a reducir drásticamente la misma. En virtud de lo anterior, la falta de ingresos o la minoración de los mismos durante el periodo que dure el estado de alarma puede dar lugar a la incapacidad financiera de autónomos y pymes para hacer frente al cumplimiento, total o parcial, de sus obligaciones de pago de renta de locales en alquiler que pone en serio riesgo la continuidad de sus actividades. A falta de acuerdo entre las partes, la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos no prevé causa alguna de exclusión del pago de la renta por fuerza mayor o por declaración de estado de alarma u otras causas, salvo en lo referido en su artículo 26, relativo a la habitabilidad de la vivienda derivada de la ejecución de obras, que puede ser aplicable a los locales de negocio vía artículo 30 de esta Ley.

 

Por ello, en el CAPÍTULO I Medidas para reducir los costes de pymes y autónomos, y para arrendamientos para uso distinto del de vivienda, que cumpla los requisitos previstos en el artículo 3, podrá solicitar de la persona arrendadora, cuando esta sea una empresa o entidad pública de vivienda, o un gran tenedor, en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de este real decreto-ley, la moratoria establecida en el apartado 2 del artículo 1, que deberá ser aceptada por el arrendador siempre que no se hubiera alcanzado ya un acuerdo entre ambas partes de moratoria o reducción de la renta.