Esta actualización aprobada con el Real Decreto 178/2021 de 23 de marzo fija las exigencias de eficiencia energética y seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas en los edificios, y contribuirá a alcanzar el objetivo de mejora de la eficiencia energética del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC).

 

Dichas modificaciones del RITE, que empezarán a entrar en vigor el  1 de julio de 2021, tienen como objetivo principal conseguir mejorar la eficiencia energética de las instalaciones nuevas o la modificación de las existentes. Para ello, se profundiza en el enfoque basado en prestaciones, sin obligar o impedir el uso de determinadas técnicas o materiales, confiando en la labor de los expertos en instalaciones térmicas.

 

En ese sentido, el Reglamento exigirá que los expertos conozcan cuáles son los sistemas más eficientes energéticamente que la tecnología permite disponer en cada momento, en relación con las prestaciones que se pueden alcanzar en materia de eficiencia, de uso de energías renovables y residuales.

 

Con las modificaciones, la documentación de diseño adquiere un papel esencial; cualquier propuesta deberá ser justificada tras analizar y comparar todas las alternativas, considerando criterios técnicos, medioambientales y económicos.

 

Más información: https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/el-gobierno-actualiza-el-reglamento-de-instalaciones-t%C3%A9rmicas-en-los-edificios-(rite)-para-contribuir-al-objetivo-de-mejora-de-la-eficiencia-ene/tcm:30-524257