Con la entrada en vigor de la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, se han introducido importantes modificaciones en la normativa tributaria, entre las que cabe destacar el incremento de los tipos impositivos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para los contribuyentes con mayores rentas, el aumento del tipo impositivo en el Impuesto sobre el Patrimonio (IP) a los patrimonios más elevados, o la minoración del límite cuantitativo de la reducción en la base imponible general del IRPF por las aportaciones y contribuciones individuales a planes de pensiones y demás sistemas de previsión social.


Ante las dudas que pueden surgir acerca de cómo afectan estos cambios normativos a la fiscalidad de las aportaciones y contribuciones a la Mutualidad, desde MUPITI han preparado un resumen con las principales novedades que se han incorporado al respecto, con efecto desde el 01 de enero de 2021, y que se pueden ver en el Documento Anexo Circular Informativa nº 06/2021.

 

Por otro lado, desde Mupiti también nos informan que la citada Ley 11/2020, de 30 de diciembre, establece obligaciones que afectan a los mutualistas, de tal forma que desde el  1 de marzo de 2021, existe la obligación de dar información a la Tesorería General de la Seguridad Social de los profesionales dados de alta en Mupiti Profesional. Toda la información, sobre este punto se encuentra en el Documento Anexo Circular nº 7/2021 y Nota Informativa Circular nº 7/2021, que adjuntamos en esta información.