En el contexto de la guerra en Ucrania, el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), ha aprobado un Real Decreto-ley con un Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización. El objetivo es reducir el consumo de energía en edificios administrativos, comerciales y de pública concurrencia, tal cual se define en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE).

Los recintos públicos refrigerados y calefactados mantendrán la temperatura del aire entre los 19 y los 27 grados centígrados, sus puertas tendrán cierres automáticos, y se exhibirán las medidas de ahorro adoptadas.

La finalidad de estas medidas, antesala de un futuro plan de contingencia y ahorro que será presentado en septiembre, es recortar un 7% el consumo de gas de cara al otoño e invierno.

El documento impulsa también la electrificación de la economía, al agilizar las tramitaciones de las redes e infraestructuras y potenciar el almacenamiento y el autoconsumo. Del mismo modo, también promueve la sustitución de gas natural por gases renovables al facilitar su inyección en la red de gasoductos.

Por otro lado, se activan medidas que permitan reducir de forma estructural la dependencia energética exterior, con 350 millones de euros en ayudas para incrementar la eficiencia de distintos sectores de la economía y potenciar el almacenamiento en las instalaciones de renovables.

Medidas de ahorro y eficiencia

El Real Decreto-ley complementa el RITE, incrementando temporalmente las obligaciones de gestión y de consumo eficiente de los inmuebles de las administraciones públicas; los establecimientos comerciales, como grandes almacenes o centros comerciales; los espacios culturales, como cines o centros de congresos; o las infraestructuras destinadas al transporte de personas, como estaciones y aeropuertos.

Entre las primeras medidas de ahorro y eficiencia adoptadas destacan, entre otras, que las temperaturas de calefacción y refrigeración se limitarán en 19 y 27 grados centígrados respectivamente, y se exhibirán en carteles o pantallas las medidas obligatorias de ahorro, entre otras adicionales que reduzcan el consumo.

Para garantizar la eficiencia de esta limitación, el Gobierno insta a disponer de cierres automáticos en las puertas de acceso para impedir que se queden abiertas permanentemente, el alumbrado de escaparates deberá estar apagado a partir de las 22:00 horas. Estas medidas se tendrán que implantar en un plazo de siete días desde que la norma se publique en el BOE y estarán vigentes hasta el 1 de noviembre de 2023.

Por otro lado, aquellos inmuebles que hayan pasado la inspección de eficiencia energética antes del 1 de enero de 2021 deberán someterse a una revisión extraordinaria antes del 31 de diciembre de 2022, de modo que todos los edificios con un consumo de climatización relevante hayan superado una inspección en los últimos dos años.

Para ejecutar rápidamente las obras de mejora energética en los edificios de las administraciones públicas, éstas podrán aplicar procedimientos de contratación de urgencia. Además, estos contratos se ejecutarán en un plazo inferior a un mes desde su formalización.

Ayudas para el sector terciario

El Miteco ha sacado a consulta pública una nueva línea de ayudas para el sector terciario. Con 100 millones a cargo del Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE), este Programa para la rehabilitación energética en edificios existentes del sector terciario (PREE terciario) estará vigente hasta diciembre de 2024.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo adscrito al Miteco y gestor del FNEE, será el encargado de coordinar las ayudas, que se entregan en forma de concesión directa a las comunidades y ciudades autónomas.

El programa subvencionará actuaciones que logren una reducción del consumo de energía final de un 10% y que se encuadren en una o varias de las siguientes tipologías: mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica; mejora de la eficiencia energética y uso de renovables en instalaciones térmicas de calefacción, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria; mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación; sustitución de aparatos de refrigeración por otros de alta eficiencia con etiquetado energético; mejoras en la eficiencia energética de las instalaciones frigoríficas; sistemas de automatización y control; y mejora de la eficiencia energética de la climatización de los centros de proceso de datos.

Actualización del PNIEC

Por otro lado, el Miteco inicia el trámite de consulta pública previa del proyecto de actualización del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 PNIEC, principal instrumento de planificación energética a medio plazo para alcanzar el objetivo de neutralidad climática fijado por la Unión Europea para antes de 2050, para que incorpore las novedades en el plano nacional y europeo.

La UE ha aumentado de manera conjunta su ambición, estableciendo un objetivo intermedio de reducción de emisiones del 55% en 2030. Además, el Paquete legislativo 'Fit for 55' y el Plan REPower EU plantea un 45% en renovables e incrementa sus objetivos en mejora de la eficiencia energética y reducción de consumo de energía.

El proceso de actualización del PNIEC permitirá alcanzar los nuevos objetivos de la Unión Europea y tendrá en cuenta el contexto actual, en particular el impacto de las medidas y objetivos incluidos en el PRTR, que destina más del 40% de los fondos al impulso a la transición ecológica.

Ampliar Información