La jornada, celebrada el pasado 29 de septiembre, fue organizada por Unión Profesional y el Banco Sabadell, en el marco del convenio que ambas entidades tienen suscrito, y en ella se abordaron cuestiones de plena actualidad e interés para las corporaciones colegiales y sus profesionales.

 

José Antonio Galdón Ruiz, vicepresidente de Unión Profesional, presidente del Consejo General de Ingenieros Técnicos Industriales (COGITI) y decano del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM), para quién la ciberseguridad es «una preocupación presente en todas las corporaciones colegiales, debido al proceso de digitalización en el que se encuentran inmersas», fue el encargado de presentar la jornada y dar paso a los ponentes.

 

En su intervención, Galdón Ruiz resaltó igualmente que en este ámbito “el riesgo 0 no existe y debemos estar preparados para afrontar posibles ciberataques y fraudes”. A continuación, se sucedieron las ponencias de Raúl Vázquez, José Carlos Manzano y Ana Arnaiz, tres expertos en esta materia que explicaron a los participantes las fórmulas más adecuadas para detectar, prevenir y proteger los equipos informáticos de las entidades profesionales y de las y los profesionales colegiados

 

Para Raúl Vázquez, experto en ciberataques, la ciberseguridad no es más que «un conjunto de procedimientos con los que velar por la seguridad de la información que se mueve por Internet». Durante su intervención, además de exponer los tipos más destacados de ciberamenazas, Vázquez recomendó actuaciones rápidas, así como el seguimiento de la normativa de Protección de Datos.

 

Por su parte, tanto José Carlos Manzano como Ana Arnáiz, expertos en prevención del fraude centraron sus intervenciones en mostrar los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para cometer actos fraudulentos a través de Internet, a través de la ingeniería social (llamadas telefónicas y canales escritos), los programas maliciosos (malware) o la clonación de tarjeta sim (SIM swap). Igualmente, estuvieron de acuerdo en comentar la necesidad de establecer protocolos internos para la verificación propia lo antes posible, siguiendo en primera instancia nuestro sentido común y acudiendo, si fuera necesario a centros especializados en estas materias como es el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad).

 
Noticia basada en Unión Profesional (UP)